martes, junio 11, 2019

Tesla en China: Elon Musk deja de lado la guerra comercial e irá a Shangái a construir una fábrica

La inmensa y nueva planta se empezará a construir en Shanghái y aumentará la producción de los automóviles en forma contundente.

Tesla-Elon-Musk-China

En medio de tantas idas y vueltas en torno a la guerra comercial entre EE. UU. y China que, según especialistas, será determinante en la economía mundial de 2019, Tesla ya tiene todo listo para empezar a construir una nueva fábrica de automóviles en China. De hecho, Elon Musk, que aún es el CEO de Tesla, Inc., así lo dejó ver en su Twitter.

 

Tesla en China y la Gigafactory Shanghai

 

Tesla, Inc. ha dado a entender que tiene todo listo para empezar a trabajar en la construcción de una nueva fábrica en China y su actual director ejecutivo, el genio polémico de Elon Musk, ha asegurado que estará presente cuando se comience oficialmente con las obras. Así lo publicó en su cuenta de Twitter, donde dijo: «Gracias propietarios de Tesla en China! ¡Esperamos visitar pronto el innovador Gigafactory de Shanghái!».

 

 

Según hemos podido recabar, la planta será un importantísimo hito para el inmenso fabricante de la industria automovilística del futuro. El productor de autos eléctricos intensificaría así su ofensiva en lo que representa el mercado automotor más grande del mundo.

 

 

Y nada menos que en plena guerra comercial entre EE. UU. y China, a días de la reunión de negociación por las disputas arancelarias entre representantes de cada potencia, que tendrá ocasión este 7 de enero.

 

Aunque aún no hay una fecha para el comienzo de las obras, en las que Musk ya ha dicho presente, será un pilar para la gran empresa de automóviles estadounidense y con sede en Silicon Valley. Es que esta planta china impactará al mercado de automóviles, acercando a Tesla a su meta de amplificar la producción

 

 

En China, Tesla ensamblará 500 000 autos al año

 

Tesla-Elon-Musk-China-2

 

La planta en sí, Gigafactory 3, será el mayor proyecto de manufactura con inversión extranjera en Shanghái. La empresa ha asegurado más de 80 hectáreas para la construcción de la fábrica de China y se esperan costos de varios miles de millones de dólares para invertir en la obra.

 

Además, Elon Musk firmó el acuerdo con las autoridades locales de Shanghái el pasado martes y todo está en marcha. Aquí también se van a producir diversas baterías, pero la nota se la llevan los más 500 000 vehículos al año que podrá ensamblar la planta cuando esté plenamente operativa.