martes, junio 11, 2019

¿Qué tipos de ecommerce existen?

El ecommerce se ha convertido en un negocio altamente rentable, generando miles de millones en todo el mundo. ¿Pero sabes cómo se categoriza?

Tipos-de-ecommerceMVCOSHOP / Vía: Wikimedia Commons

Qué tipos de ecommerce existen, ¿te lo has preguntado? Como seguramente recuerdes, en nuestra última publicación, «¿Qué es ecommerce?», estuvimos viendo todas sus características en detalle. Sin embargo, no nos detuvimos para conocer las diferentes formas en las que se desarrolla este tipo de negocio electrónico.

 

Lo cierto es que, efectivamente, existen distintos tipos de ecommerce y formas de llevarlo adelante. Mayoritariamente, cada uno es definido en función de su modelo de licencias, escenario de ventas e intercambio de datos. Pero, sin más, veamos de qué van estas categorías.

 

Tipos de ecommerce

 

Así como existen distintos tipos de ecommerce o e-commerce, hay diferentes criterios y maneras de determinar cada uno. Por un lado, tenemos posturas teóricas que las clasifican según factores como su finalidad (dependiendo del tipo de transacción empleada), el objeto (o sea el tipo de producto o servicio ofrecido), la plataforma empleada (según la plataforma utilizada para llevar adelante el negocio) o sus destinatarios (es decir a quién están destinados los producto o servicios ofrecidos).

 

Por otro lado, otra clasificación común tiene en cuenta los bienes y servicios distribuidos, las licencias de uso y las características de los agentes interviniendo en las transacciones. A continuación veremos cada singularidad.

 

 

Los tipos de ecommerce según su finalidad

 

Según la finalidad del ecommerce, tenemos dos subcategorías. Por un lado, ventas privadas o colectivas; por otro, subastas. Las ventas privadas o colectivas son aquellas en las que sus usuarios se agrupan para alcanzar un elevado volumen de unidades de compra, lo que les otorga grandes descuentos bajo la más simple de las premisas: más demanda, menos costo. Las subastas, bien conocidas, tienen un precios de partida y luego se puja.

 

 

Los tipos de ecommerce según el objeto

 

En cuanto a su objeto, también se distingue entre otras tres subcategorías: productos, servicios y contenidos. Cuando el objeto ofrecido son productos tangibles, a su vez, hay varios otros niveles de subcategorización: click y mortar, etailer y espacio o simplemente etailer.

 

Cuando el objeto son servicios, se ofrecen soluciones basadas en el cloud computing, incluyendo productos intangibles. Estos servicios se suelen comercializar mediante la venta de licencias. Además, en esta categoría es donde suele ubicarse el bien conocido SaaS (Software as a Service).

 

Finalmente, en relación con los contenidos como objeto, las transacciones pueden ser económicas o no y el marketing y la publicidad son fundamentales. Es el caso de las diversas plataformas que ofrecen música, videos, artículos, libros, cursos, etc.

 

 

Empresas-e-marketplaces-ecommerce

 

Los tipos de ecommerce según la plataforma

 

En relación con la plataforma en la que el ecommerce se desarrolla, tenemos dos grandes subcategorías: Social ecommerce y Mobile ecommerce. El primero refiere al ecommerce que se efectúa en redes sociales, por supuesto. El segundo alude al desarrollado en dispositivos móviles, como smartphones o tablets. Para este último tipo de ecommerce, habitualmente se crean apps especialmente diseñadas para tal fin.

 

 

Empresas-ecommerce-e-Marketplace

 

Los tipos de ecommerce según destinatarios

 

Se trata del modo más habitual de diferenciar los tipos de ecommerce y refiere a quién está destinado el comercio. En esta categoría tenemos el B2B, B2C, B2E, C2C y G2C.

 

B2B

 

El B2B, del inglés Business to business (negocio a negocio), es la transacción comercial entre empresas operando en Internet. En este caso, no existe intervención de consumidores externos al binomio. Este tipo de ecommerce también tiene diversas modalidades y características muy específicas. Para conocer todo esto en detalle, te recomendamos echarle un vistazo a nuestro artículo «¿Qué es el B2B?».

 

B2C

 

Del inglés Business to Consumer, es decir de negocio a consumidor, es el más popular de todos. De hecho, es probable que hayas participado en este tipo de negocio en Internet. Se desarrolla entre un negocio (una tienda virtual) y una persona interesada en comprar un producto o adquirir un servicio. Para saber más sobre este tópico, también puedes leer nuestro artículo «¿Qué es el B2C?».

 

B2E

 

Tal como en los otros casos, su nombre proviene del inglés y refiere al Business to Employee, es decir de negocio a empleado. En esencia, se basa en el comercio entre una empresa y sus empleados: una empresa ofrece a sus empleados precios especiales en su tienda online, impulsando el desempeño de sus integrantes.

 

C2C

 

Es el comercio electrónico de consumidor a consumidor (consumer to consumer). Es muy probable que también hayas participado en este tipo de ecommerce, por ejemplo, comprando o vendiendo en una app o sitio web algo que ya no usas o que alguien ya no necesitas. También se trata de uno de los tipos de ecommerce más populares y es especialmente exitoso en e-marketplaces como Mercado Libre u OLX, por ejemplo. Si quieres conocer más sobre esta categoría, te recomendamos nuestro artículo «Las 5 empresas de e-Marketplace más exitosas del mundo»

 

G2C

 

Del inglés government to consumer, o sea de gobierno a consumidor, refiere a los gobiernos que permiten a la ciudadanía hacer trámites y pagos online.

 

Muy bien, a grandes rasgos, estos son los tipos de ecommerce que existen y sus subcategorías. ¿Te gustaría añadir algún detalle sobre esta categorización o conoces alguna otra forma de determinar las clases de ecommerce?