lunes, agosto 12, 2019

Para Steve Jobs, esta era la verdadera clave para el liderazgo exitoso

Fue CEO y fundador de Apple, una las empresas más importantes de todos los tiempos y aún la más valiosa que existe. Además, inspiró a cientos de miles en todo el mundo y su legado sigue más vivo que nunca.

Steve-Jobs-Apple-liderazgo-exitoso

Una figura casi mítica en el mundo de la tecnología, la innovación y, lógicamente, los negocios. Steve Jobs fue un multimillonario empresario y hombre de negocios, así como un indiscutido líder en la industria de la informática y el entretenimiento.

 

Aunque así y todo no pudo sortear al destino humano, su deceso tuvo el efecto amplificador que construye leyendas. El ex-CEO de Apple Inc. y máximo accionista individual de The Walt Disney Company marcó un sendero que a más de 8 años de su fallecimiento, se sigue con suma fidelidad.

 

Y es que, entre otras cosas, cada vez que aparecía para decir algo, era sencillamente excepcional. Hoy recordamos cuando Steve Jobs reveló su clave para un liderazgo exitoso.

 

Para Steve Jobs, la clave para el liderazgo exitoso está en hacer crecer al resto

 

Lo dijo en una entrevista exclusiva que dio en 2008, tres años antes de perecer por cáncer de páncreas, donde habló sobre las claves del éxito de Apple. En aquel entonces, junto con quien es el actual CEO de Apple, Tim Cook, Jobs dijo:

 

«Mi trabajo no es ser fácil con las personas. Mi trabajo es hacerlos mejores».

 

El camino hacia el éxito nunca es como pasear por la playa y algunos de los mejores jefes, líderes por naturaleza, también son de los más difíciles, como tanto se ha dicho que lo fue Steve Jobs.

 

 

Pero la línea que se traza aquí parece bastante delgada y se puede pasar de ser un líder exitoso a un simple jefe injustificadamente insoportable en un santiamén. ¿Cuántos ejecutivos realmente podrán afirmar que «hacen que las personas sean mejores» como una estrategia comercial y de crecimiento?

 

Por sobre todas las cosas, Jobs creía firmemente en contratar trabajadores inteligentes. Además, esas personas deberían ser capaces de autogestionarse y de resolver las situaciones por su propia cuenta, sin que él tuviese que gestionarlos o indicarles qué hacer todo el tiempo.

 

 

Para Steve Jobs, esta era la clave para un liderazgo exitoso y lo que lo diferenciaba de un liderazgo estándar, del de cualquier otro jefe que simplemente está arriba, mirando hacia abajo y controlando sus quehaceres y los resultados. En tal ocasión, Jobs también señaló:

 

«No tiene sentido contratar personas inteligentes y decirles qué tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que ellas nos muestren qué hacer».

 

 

Identificación: Una visión común, una colaboración verdadera

 

Entre otras cosas, Jobs también señaló que la gente en una empresa debe tener una visión común, un fuerte sentido de identidad que realmente permita una colaboración verdadera, un gran objetivo compartido por el que esforzarse y demostrar sus capacidades.

 

Cada integrante del equipo debe entender esa visión con claridad. Algo que le entusiasme y le lleve a un propósito más profundo en su quehacer. Lo que le haga crecer como profesional, pero también como ser humano.

 

En los ambientes y entornos de trabajo actuales, descentralizados y más inclusivos, más justos, un liderazgo exitoso implica que la gente en su equipo sea reconocida como lo que es, los pilares que ejecutan la misión, cocreadores y contribuyentes directos. El resultado no solo será la involucración emocional y comprometida con las causas de la empresa, sino el verdadera sentido del trabajo: el del crecimiento y el desarrollo personal y profesional de las personas.