viernes, mayo 24, 2019

La industria del turismo espacial nos da la bienvenida: Virgin Galactic logró llegar al espacio

La ciencia ficción ya casi nada tiene de ficción y, como este hito lo demuestra, el comienzo del turismo espacial ya es una realidad.

turismo-espacial

Virgin Galactic, la empresa del multimillonario Richard Branson, ha marcado la historia para siempre. El pasado jueves, su SpaceShipTwo se ha convertido en la primera aeronave comercial tripulada en viajar al espacio y volver, abriendo de par en par las puertas al turismo espacial, máximo objetivo de la empresa estadounidense con sede en Nuevo México.

 

Virgin Galactic y el primer viaje comercial al espacio

 

Más allá del entusiasmo y las conjeturas de amantes de la ciencia alrededor del planeta, un objetivo que despertaba toda clase de polémicas desde el 2014, cuando el primer intento de Virgin Galactic tuvo un final trágico. Una falla hizo que la aeronave se estrellara, destrozándose y llevándose la vida del piloto.

 

No obstante, el trabajo de la compañía y su equipo de profesionales no cesó y hoy han marcado un antes y un después en la historia de los viajes espaciales, lo que un gran número de especialistas consideran el nacimiento una nueva industria: el turismo espacial.

 

 

Virgin Galactic viene operando desde hace ya un buen tiempo, incluso más de lo que lo han hecho la mayoría de las empresas que han procurado lograr el vuelo espacial comercial. Su nave espacial SpaceShipTwo, suborbital de VSS Unity, fue lanzada con la ayuda de su avión de transporte, VMS Eve sobre el desierto de Mojave, el pasado jueves 13 de diciembre.

 

Próximo a las 7:00 am, el equipo de pilotos apuntó y arrancó el motor híbrido del cohete. Viajó durante 60 segundos, llevando la Unidad VSS a 82.7 kilómetros de alto en la parte superior de su arco. El vehículo espacial, tripulado por dos pilotos, alcanzó una impresionante velocidad 2,9 veces más rápida que la del sonido. Estamos, en tanto, frente a una hazaña tanto a nivel empresarial como científico-tecnológica.

 

El primer viaje al espacio del turismo

 

 

 

En lugar de apuntar directo hacia el espacio usando un cohete lanzado en forma vertical, como, por ejemplo, lo hacen los cohetes de la NASA, la aeronave de Virgin Galactic utiliza la propulsión de los VSS Unity, naves de tipo supersónico desarrolladas por el ejército estadounidense. Asimismo, el viaje espacial privado estará a disposición de quien pueda pagar los costos. Es decir, USD 250 000 por 90 minutos de vuelo. Y no son pocos: ya hay más de 600 personas que han comprado boletos.

 

De este modo, queda oficialmente inaugurada la industria del turismo espacial que, además, seguramente tendrá una competencia feroz. Más aún teniendo en cuenta qué otras empresas redoblarán ahora sus esfuerzos: SpaceX, de Elon Musk; y Blue Origin, de Jeff Bezos, el fundador de Amazon que ostenta el título del empresario más rico del mundo.