martes, marzo 19, 2019

Empresas y personas jurídicas: conceptos clave para negocios

negocios-empresas-personas-juridicasEmpresas y personas jurídicas

Empresas y personas jurídicas son conceptos clave que hay que conocer para el desarrollo de cualquier negocio. Y por ello es que hoy te presentamos algunos detalles y características esenciales en la materia.

 

Qué es una persona jurídica

 

Como de costumbre, comenzamos con lo más básico: qué es una persona jurídica. Y para definirla, podemos decir que se trata de un tipo de entidad jurídica no humana. Asimismo, ante la ley es un individuo con derechos y obligaciones que existe, pero no como persona, sino como institución. Dicha institución es creada por al menos una persona física y tiene como finalidad cumplir un objetivo social. En este sentido, puede tener o no tener fines de lucro.

 

Podemos decir que persona jurídica es cualquier organización reconocida y autorizada por ley, con deberes y derechos, con una identidad distinta. Esto también implica cualquier organización incorporada, incluidas corporaciones, agencias gubernamentales y ONG, por ejemplo. Digamos que una persona jurídica es aquella que tiene la capacidad de adquirir derechos y obligaciones, pero que no es una persona física.

 

 

De este modo, el Derecho atribuye y reconoce una personalidad jurídica propia a una organización colectiva. Por consiguiente, la personalidad debe entenderse como una aptitud para ser sujeto activo o pasivo de las relaciones jurídicas.

 

Los individuos que constituyen un grupo (como una sociedad), ante la ley son entendidos como si fueran un solo individuo. Es decir una persona con obligaciones y derechos. Lógicamente, estas características hacen que el concepto de persona jurídica colectiva resulte muy útil en el mundo empresarial.

 

 

Diferencias entre persona jurídica y persona física

 

Persona jurídica y persona física representan dos conceptos, más que diferentes, opuestos. Por un lado, una persona física es cualquier ente o individuo sujeto al orden jurídico en vigencia. Por otro lado, una persona jurídica es reconocida como tal cuando oficializa su constitución mediante una escritura pública. En esta, se establecen las normas y aspectos legales que la definen, así como las obligaciones y derechos que posee.

 

Existe una amplia variedad de entidades que constituyen personas jurídicas, como las sociedades mercantiles, sociedad con responsabilidad limitada, fundaciones, etc. Cada entidad se establece con fines y obligaciones legales, por ejemplo, en relación con la parte tributaria. A continuación veremos algunos beneficios de formar una persona jurídica.

 

 

Beneficios de formar una persona jurídica

 

La entidad legal es distinta de la de sus miembros y constituye un organismo, dotado por la ley, de una personalidad jurídica distinta. Esto lo responsabiliza de sus acciones y reconoce la responsabilidad limitada de accionistas, limitándose a su inversión de capital original.

 

Una entidad legal tiene una existencia independiente de la de sus miembros o accionistas, teniendo propiedad en su propio nombre. Así, se adquieren derechos, asumen obligaciones y responsabilidades, se firman contratos y acuerdos. Además, pueden ser demandados o iniciar procedimientos legales tal como si se tratase de una persona física. Una entidad legal, además, también tiene un nombre, domicilio, existencia concreta y riqueza única. Por lo tanto, puede modificar su nombre o domicilio.

 

Como cada persona jurídica tiene sus ventajas y desventajas, estando sujeta a diversas regulaciones claramente definidas. Por estas razones, elegir la estructura legal apropiada es de gran importancia para una empresa. El primer paso es conocer estos conceptos clave en relación con las personas jurídicas, fundamental para cualquier empresa o negocio.