jueves, julio 11, 2019

Empresas unipersonales, ventajas y desventajas

empresas-unipersonales-ventajas-desventajasEmpresas unipersonales

Ventajas y desventajas de las empresas unipersonales… un tema que siempre genera toda clase de debates. ¿Pero qué es realmente una empresa unipersonal, qué implica y qué clase de retos y recompensas ofrece? Estas son, precisamente, las interrogantes que hoy intentaremos dilucidar.

 

Qué son las empresas unipersonales

 

En pocas palabras: una empresa formada por una sola persona, natural o jurídica, con lo necesario para ejecutar la dirección de un comercio. Una empresa unipersonal es la forma más elemental de un negocio y de las formas jurídicas más comunes entre microempresas. En esencia, tiene una única persona como propietaria y esta no es una entidad legal en sí.

 

La terminología refiere a una sola persona como propietaria de la empresa y, como tal, única responsable de sus deudas. Así, la persona propietaria puede usar un nombre ficticio con razón comercial y no crea una entidad legal separada.

 

La empresa unipersonal es una forma comercial muy popular debido a su simplicidad, su fácil configuración y su costo nominal. En una unipersonal, su propietario/a solo necesita registrar su nombre y obtener las licencias locales. En adelante, la persona estará lista para desarrollar su negocio bajo el amparo y las obligaciones establecidas por ley.

 

Este tipo de negocio es tan popular, entonces, por ser muy fácil de formular, ejecutar y no implica aburridas reuniones. Pero lo más importante: la persona propietaria tiene absoluto control del negocio, sin tener que responderle a nadie. Así, se obtienen todos los beneficios del negocio, aunque claro, también asumir todas las pérdidas.

 

 

Ventajas y desventajas de tener una empresa unipersonal

 

Empresas-emarketplaces-ecommerce-mercado-electronico

Algunas las hemos mencionado al pasar, pero profundicemos brevemente en algunos detalles.

 

Económico y fácil de hacer

 

Como decíamos, la mayor de las ventajas de una unipersonal es lo económico y sencillo que resulta darle vida. De hecho, la empresa unipersonal es la estructura comercial más simple y menos costosa que existe. Los costos son mínimos y las cuestiones legales se limitan a la obtención de las licencias o permisos necesarios.

 

Control total

 

El control de una unipersonal es absoluto y la única persona propietaria de la empresa es quien toma las decisiones. En consecuencia, no es necesario usar tiempo en reuniones, presentar informes, dar explicaciones ni rendir cuentas a más nadie.

 

Fácil preparación de impuestos

 

Al no tener impuestos por separado, es fácil cumplir con los requisitos de declaración de impuestos para una empresa unipersonal. Las tasas de impuestos, además, también son las más bajas entre las estructuras comerciales.

 

 

Responsabilidad personal ilimitada

 

Una desventaja a tener en cuenta ya que, debido a que no existe una separación legal específica entre la persona y la empresa, esta puede ser considerada personalmente responsable de las deudas y obligaciones de tal negocio. Este riesgo, además, se extiende a cualquier responsabilidad incurrida como resultado de las acciones de los posibles empleados.

 

Recaudar un buen dinero puede ser algo difícil

 

Las empresas unipersonales suelen enfrentar ciertos desafíos cuando intentan recaudar ciertas cantidades de dinero. Es que no puede vender acciones en el negocio, lo que limita las oportunidades de los inversores. Además, los bancos también son reacios a prestar capital a una única persona como propietaria, debido a un riesgo adicional percibido en lo que respecta a la devolución en caso de que  la empresa falle.

 

No es para cualquiera

 

Por los testimonios y el conocimiento popular extendido en relación con las empresas unipersonales, podemos decir que no es para cualquiera. Es que llevar adelante una empresa de esta índole comúnmente implica concentrar el trabajo en una única persona. Así, la contracara del control total de la empresa es la carga y la presión que puede imponer. Una única persona siendo responsable del éxito y fracaso de un negocio no es algo para lo que todas las personas estén listas.

 

A grandes rasgos, estas son las mayores ventajas y desventajas de las empresas unipersonales. Sin lugar a dudas, un tipo de empresa realmente interesante, con grandes retos, pero también con grandes recompensas, ¿no lo crees?