lunes, marzo 18, 2019

Empresas retail o minoristas: qué son, qué las caracteriza y por qué son tan importantes

Las empresas retail y comercios minoristas son esenciales para todo mercado, ¿sabes por qué?

empresas-de-retail-que-son

Las empresas retail y minoristas, con sus tantas y tan variadas posibilidades, constituyen un pilar esencial en toda economía. Se trata de un tipo de negocio muy habitual, con características que les definen y diferencian de los demás. Hoy te invitamos a conocer qué son y por qué son tan importantes.

 

Qué es una empresa retail o minorista

 

Las empresas de retail o de venta minorista son aquellas que dedican su labor a la comercialización de bienes a usuarios finales, no para reventa, sino para uso y consumo personal (minoritario) por parte de quienes compran o consumen tal producción. Dicho de otro modo, una empresa minorista es la que vende productos pequeños consumidores.

 

Las ventas minoristas, a su vez, implican la comercialización de mercancía desde un solo punto de compra. Y esta se efectúa directamente a un cliente que tiene la intención de consumir ese producto. Asimismo, este único punto de compra podría ser una tienda minorista, un sitio web, un catálogo o incluso un smartphone.

 

De este modo, la transacción al por menor comúnmente se da al final de la cadena. Así, los fabricantes venden grandes cantidades de productos a minoristas y estos intentan venderlas a los consumidores. Es, por ejemplo, lo que sucede cuando vamos a comprar los productos del día a día al comercio local. No obstante, también se incluyen en esta categoría las grandes empresas multinacionales y cadenas de supermercados. Uno de los mayores ejemplos de estas empresas retail es el de Walmart.

 

Asimismo, otros negocios minoristas pueden incluir tiendas de ropa, farmacias y diversas tiendas de conveniencia. Negocios relacionados con el servicio, como salones de belleza o inmobiliarias, también se consideran negocios minoristas.

 

A grandes rasgos, digamos que un distribuidor minorista, también referido como vendedor en menudeo o detallista, es la empresa comercial en régimen autónomo que vende productos consumidores finales. Constituyen el último eslabón del canal de distribución, en pleno contacto con el mercado en bruto.

 

Hay que destacar que las ventas minoristas son muy importantes para la economía. En este sentido, pueden alterar, frenar o potenciar las acciones de mercadotecnia y micromercadotecnia de los fabricantes y mayoristas. Además, influyen en las ventas y resultados finales de los artículos que comercializan, ocupando un lugar fundamental en toda economía.

 

 

Características de las empresas retail

 

En la era digital, con un mundo hiperglobalizado y en un planeta empresarial impulsado por la tecnología que cambia rápidamente, la industria del comercio minorista en las últimas décadas ha sido testigo de un cambio radical. En este sentido, y como referíamos con el ejemplo de Walmart, pequeños minoristas se han convertido en verdaderas potencias mundiales.

 

Hoy Walmart es el minorista más exitoso del mundo y al contar con la ayuda de un altísimo desarrollo en tecnología, marketing y TICs, opera en muchos países. De igual modo, Walmart comparte las características de una empresa de retail como cualquier otra. Estas son:

 

  • En toda la cadena de distribución, constituyen el enlace final que trata directamente con el cliente.

 

  • Compra grandes cantidades de productos a los mayoristas y los vende a los clientes en pequeñas cantidades.

 

  • Tiene una amplia variedad de mercancías.

 

  • Su objetivo es lograr la máxima satisfacción al superar sus expectativas y brindar servicios excepcionales.

 

Por qué las empresas retail son tan importantes

 

Las empresas retail o minoristas son el eslabón final en la cadena de suministros entre fabricantes y consumidores. Además, las ventas al por menor son muy importantes porque permiten a los fabricantes concentrarse en la producción de productos. Y pueden hacerlo sin tener que distraerse con el enorme esfuerzo necesario para interactuar con los clientes finales que desean comprarlos.

 

Los minoristas facilitan la compra de bienes para el consumidor. Por eso las tiendas minoristas tienen vendedores, sus sitios web de compras por Internet tienen ventanas emergentes instantáneas de servicio al cliente y los catálogos tienen descripciones, fotos y números de teléfono gratuitos.

 

Así, el comercio minorista consiste en la demostración de los productos, descripción de las características y beneficios de los productos. El almacenamiento de esos productos, procesamiento de pagos y todo aquello necesario para obtener los productos correctos al precio correcto para los clientes correctos, en el momento adecuado, son sus características definitivas.

 

Como vemos, las empresas retail y minoristas son fundamentales para el funcionamiento del mercado. Interesante, ¿no es así?