viernes, mayo 24, 2019

Empresas de sociedad colectiva: qué son y cómo funcionan

Empresas-sociedades-colectivas-equipo

Empresas de sociedad colectiva, ¿te suena familiar? Es de los tipos de sociedad mercantil más populares que se pueden desarrollar y es, en esencia, una sociedad externa. Pero hay muchas otras cosas a tener en cuenta en relación con este tipo de sociedad empresarial. Como recordarás, hace ya algunas semanas venimos conociendo en detalle cada una, así como los diferentes tipos de empresas que existen. En esta ocasión, hoy es el turno de las empresas de sociedad colectiva. Veamos qué son y cómo funcionan.

 

Empresas de sociedad colectiva

 

Comencemos por una definición básica de cualquier libro de literatura empresarial. Una sociedad colectiva es un tipo de acuerdo mediante el cual dos o más personas realizan un convenio empresarial. Así se acuerda compartir todos los activos, beneficios y responsabilidades, tanto financieras como legales, de una empresa.

 

Las partes (socios) tienen responsabilidad ilimitada, por lo que sus activos personales están sujetos a las obligaciones de la sociedad. De hecho, incluso cualquier socio puede ser demandado por la totalidad de las deudas comerciales de esta sociedad. Bueno, resumiendo, la norma básica es que en una sociedad colectiva hay al menos dos socios. Y además, cada parte es responsable de toda deuda o sentencia asumida por la empresa.

 

Como no existe una responsabilidad limitada, todos los activos de los socios se pueden tomar en una demanda o ser blanco para liquidar deudas en caso de que la sociedad se vuelva insolvente, además, cualquier socio puede ser demandado por el monto total de las deudas comerciales.

 

Otro interesante atributo de la sociedad colectiva, también llamada sociedad general, es que cada socio tiene los denominados poderes de agencia. Esto significa que cualquier socio puede vincular a toda la empresa con un contrato o acuerdo comercial. Entonces, ¿cuáles serían los beneficios de una empresa de sociedad colectiva?

 

 

Beneficios de tener una empresa de sociedad colectiva

 

Mejores-empresas-latinoamericanas

Los beneficios de tener una empresa de sociedad colectiva refieren, más que nada, a la estructura y el control. A menos que, por otro acuerdo, los beneficios se compartan por igual entre los socios. Asimismo, generalmente existe un contrato de algún tipo que describe cómo se dividirán las ganancias y las pérdidas.

 

Si comparamos una sociedad colectiva con una corporación, por ejemplo, con sus terribles niveles de burocracia y complejas jerarquías, una sociedad colectiva ofrece a cada socio la posibilidad de participar en la administración del negocio. Algo realmente fundamental si hablamos de compromiso y trabajo responsable, por supuesto.

 

Todo estos aspectos suponen, entonces, un buen ahorro de dinero, tiempo y esfuerzo. Además, por la simpleza reglamentaria de la cuestión, también se logra evitar el papeleo de otras formas de organizar una empresa.

 

Ahora bien, ¿qué se necesita para hacer una sociedad colectiva?

 

 

Cómo formar una sociedad colectiva

 

La verdad, no mucho más que ganas. Para formar una sociedad colectiva se deben cumplir las siguientes condiciones:

 

  • La asociación debe incluir al menos dos personas.
  • Todos los socios deben aceptar cualquier responsabilidad en la que su asociación pueda incurrir.
  • Idealmente (dependiendo de las leyes de cada país), debe haber pruebas de que exista tal acuerdo, como en un acuerdo de asociación formal. Sin embargo, las asociaciones generales de las sociedades colectivas pueden formarse oralmente.

 

Muy bien, como vemos, las empresas de sociedad colectiva son simples y tienen interesantes ventajas. ¿Qué te parece?