martes, junio 11, 2019

5 consejos para poder emprender y trabajar al mismo tiempo

¿Trabajar y emprender a la vez? ¡Sí, es posible!

TrabajoPhoto by m0851 on Unsplash

Para muchas personas es imposible emprender y trabajar al mismo tiempo y la verdad que tiene sentido. Sinceridad ante todo: de nada sirve pasarse todo el día trabajando. No hay que dejarse engañar por ese pobre mito romántico. Pero claro, eso tampoco debe detenernos, desanimarnos o convertirse en un obstáculo. Si has tomado la decisión, tienes la seguridad de que quieres seguir ese camino o realmente necesitas hacerlo, no te podemos negar una mano. Por eso hoy te presentamos unos excelentes consejos para poder emprender sin dejar tu actual trabajo.

 

5 – Empezar de una vez por todas

 

Si ya tomaste la decisión y tienes la seguridad de que quieres emprender mientras trabajas, pues nada más empieza. Es lo más difícil y también constituye una de las mayores trabas en el camino, pero tienes que empezar de una vez por todas. Posponerlo solo te aleja de la meta y nunca llegarás si nunca empiezas, por más obvio que parezca.

 

Puedes empezar por algo mucho más simple de lo que imaginas, como leer artículos como este, investigar en Internet, buscar testimonios, documentales y todo lo que te pueda dar herramientas para ponerte en marcha. El simple hecho de dedicar un tiempo a esto, ya te pone en marcha. Sea como sea, empieza de una vez, que sí se puede emprender y trabajar a la vez.

 

 

emprender
Photo by Steve Halama on Unsplash

 

4 – Tener gratitud con tu actual trabajo, no hay que verlo como un obstáculo

 

Como en cualquier otro aspecto de la vida, la gratitud es muy importante. En este caso, tu actual trabajo es el que te da el sostén económico que necesitas y, por ende, el que te permitirá emprender, es el primer paso sólido en el camino hacia tu propio negocio.

 

Así que no veas tu actual trabajo como un impedimento, al contrario, agradece esa posibilidad. Aprovecha el tener un ingreso fijo y seguro e intenta sacar lo mejor de esa oportunidad. Ahorrar mientras trabajas es lo mejor que puedes hacer y esos ingresos pueden ser la base de tu nueva empresa.

 

 

3 – Definir los objetivos con mucho trabajo y dedicación

 

Una vez superamos esos dos obstáculos que tanto nos frenan al principio (empezar y entender lo que representa nuestro actual trabajo) es momento de ponerse a trabajar en serio en nuestro proyecto. En este sentido, definir buenos objetivos con claridad es la gran clave para emprender y trabajar.

 

¿Qué es lo que buscamos al emprender nuestro propio negocio? ¿Ser jefes, tener un poco más de libertad económica, pagar las cuentas? Cualquiera sea la respuesta, hay que definirla bien, entender por qué queremos hacerlo y anotarlo. Tener los objetivos bien definidos hace que todo tenga sentido y nos ayuda mucho, pues nos hace mucho más fácil determinar qué tenemos que hacer para lograr lo que queremos: así será más simple entender cuándo estamos usando tiempo para algo que no nos acerca al objetivo ni aportará al proyecto y cuando sí. Emprender y trabajar al mismo tiempo es posible, pero hay que saber administrar muy bien los tiempos.

 

trabajar y emprender
Photo by Startaê Team on Unsplash

 

 

2 – Optimizar muy bien tu tiempo

 

Y aprovechando lo que te decíamos, optimizar el tiempo es elemental. No hay dudas, si vamos todos los días a nuestro actual trabajo y luego queremos dedicarnos a nuestro propio proyecto, vamos a tener que administrar muy pero muy bien nuestros tiempos. Aquí vuelven a jugar un rol fundamental las metas y los objetivos.

 

Con estos elementos delimitados, debemos calcular cuánto tiempo y dedicación vamos a necesitar para llegar. Lo mismo con cualquier otra actividad de nuestro día a día, pero en serio: todas y cada una. Desde ir al mercado a lavar la ropa, visitar amistades, pasear al perro, salir a divertirte, etc. Por más que estés trabajando y emprendiendo al mismo tiempo, dejar de hacer esas cosas es la peor decisión que puedes tomar. Solo tienes que tomarles el tiempo, ver cuanto estas usando en cada una y encontrar la manera de lograr un equilibrio entre lo que tienes que hacer, lo que necesitas hacer para seguir siendo una persona saludable, feliz y funcional y lo que deberías hacer para lograr tus metas.

 

trabajar y emprender a la vez
Photo by Fred Mouniguet on Unsplash

 

1 – Hablar con tus jefes y no mezclar las cosas

 

En tu trabajo, eres una persona asalariada. Te pagan un salario por cumplir con una tarea: no mezcles las cosas. Descuidar tu empleo por dedicarte a tu emprendimiento no es justo para ti ni para la empresa que te da un salario. Además, corres el riesgo de un despido, con todos los dolores de cabeza que eso implica. En conjunto, esto te podría traer retrasos que es mejor evitar.

 

Por otra parte, dependiendo de en qué estas trabajando mientras emprendes, hasta puedes hacer negocios con tu actual empleo. Por eso también es importante hablar con tus jefes, contarles sobre tus proyectos y pedir una mano. Por un lado, puede ser una oportunidad de negocios, puede ser una fuente de conocimiento y aprendizaje o hasta podría ser la inversión que necesitas. Sé inteligente.

 

Con estos consejos para poder emprender y trabajar a la vez, seguro podrás ponerte en marcha y empezar con fuerza en ese proyecto. Si tienes alguna duda o necesitas una mano con otras cuestiones, recuerda en nuestra sección de comentarios siempre serán bienvenidas.

 

1 comentario

  • Se agradece la iniciativa, de incentivar
    a las personas, a romper la inercia
    alejar los mitos y miedos..
    Me parecen muy útiles y constructivos
    los datos compartidos..
    Ser un emprendedor, es algo maravilloso
    Gracias, Planeta Empresarial…
    Por promover desarrollo en la sociedad.

Comentarios están cerrados