jueves, julio 11, 2019

Airbnb elimina de sus listas de alojamiento a las colonias que Israel tiene en Cisjordania

La tercera empresa unicornio más exitosa del mundo tomó la decisión este lunes e Israel ya amenazó con castigar a la multimillonaria firma norteamericana.

Airbnb

Este lunes, desde Airbnb se anunció oficialmente que los hospedajes ofrecidos en las colonias instauradas por Israel en territorio de Cisjordania serán eliminados de sus listas, donde la empresa estadunidense ofreció viviendas durante años, pese a tratarse de un territorio ocupado en forma ilegal. Las autoridades israelíes calificaron el anuncio como «vergonzoso» y «discriminatorio», además de amenazar con castigar a Airbnb.

 

Malestar israelí: Airbnb se retira de Cisjordania

 

Airbnb es la tercera empresa unicornio más exitosa, con un valor de marca de $ 29 300 millones de dólares. La firma, de origen estadunidense, ofrece una plataforma virtual que permite ofrecer alojamiento en todo el mundo.

 

Sus usuarios solo tienen que instalar la app y completar algunos datos para poder ofrecer un espacio de su domicilio en donde turistas de todo el mundo puedan hospedarse. Actualmente, Airbnb ofrece más de 2 000 000 de propiedades en 192 países y 33 000 ciudades distintas.

 

Uno de esos países es, precisamente, Cisjordania, la región situada entre de la Línea Verde y el río Jordán. A la fecha, dicha región es ampliamente considerada «territorio ocupado» por la Organización de las Naciones Unidos, Derecho Internacional, la Autoridad Nacional Palestina (que gobierna Cisjordania), el resto de los partidos políticos cisjordanos y la enorme mayoría de la academia y comunidad intelectual en todo el mundo, a excepción de la israelí. De aquí la indignación con la empresa norteamericana.

 

 

Este lunes, Airbnb anunció que eliminará de las listas de su aplicación todas las viviendas y hospedajes que se encuentren en asentamientos israelíes sobre las tierras ocupadas en Cisjordania. La empresa estadounidense señaló que ha tomado la decisión debido a que los asentamientos estaban en el «centro de la disputa entre israelíes y palestinos».

 

La medida de Airbnb fue muy bien recibida por el pueblo palestino, pero Israel la ha calificado de «vergonzosa» y «discriminatoria». Además, ha amenazado con emprender acciones legales.

 

Actualmente, los asentamientos en Cisjordania son considerados ilegales por el Derecho Internacional y Naciones Unidas, más allá de que Israel lo niegue.

 

 

Airbnb ya había recibido críticas palestinas e internacionales de activistas de derechos humanos por permitir que se alquilen viviendas en tierras ocupadas por Israel. Entre otras respuestas, desde Airbnb se declaró que las leyes de Estados Unidos permitían a compañías estadunidenses desarrollar negocios en esos territorios.

 

Desde diversos sectores, grupos activistas y organizaciones en defensa de los derechos de las personas se ha señalado con fervor que en ninguna parte del mundo debe haber empresas y negocios que puedan sacar un beneficio económico de tierras en las que las personas fueron desplazadas con violencia.